Derechos Humanos ¿“a la carta”? Por Hugo Antonio Blasco.

El 15 de mayo se conmemora la Nakba, proceso de expulsión sistemático del pueblo palestino de sus tierras por parte del Estado de Israel desde 1948.

Precisamente la Nakba no es un día sino que es un proceso permanente desde aquel entonces que genera verdaderos horrores como ser la expulsión de millones de palestinas y palestinos de sus hogares,  la destrucción de sus viviendas  y de sus cultivos, la existencia de más de un millón de refugiados palestinos en varios países, la cárcel, la tortura y la muerte de miles y miles.

Se trata simplemente del intento de hacer desaparecer a un pueblo. Un verdadero genocidio.

Importante es aclarar lo obvio: todas estas políticas llevadas adelante desde hace más de 70 años por el Estado de Israel han contado y siguen contando con el apoyo político, económico y militar  de los EEUU y sus satélites incluida la OTAN que tiene una base en nuestras Islas Malvinas.

Lo arriba mencionado es muy fácil de ubicar en numerosas páginas de internet pero viene a cuento por algunas decisiones adoptadas por el Gobierno argentino en los últimos tiempos.

En primer lugar el voto por la suspensión de Rusia en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas con el argumento de la violación de los derechos humanos por parte de este país en circunstancias del conflicto bélico con Ucrania. ¿O sea que otros integrantes de este Consejo respetan los derechos humanos de otros países?  ¿Arabia Saudita, Gran Bretaña, Francia, EEUU, por ejemplo?

El otro tema importante es la visita a nuestro país de la Jefa del Comando Sur de EEUU oportunidad en la que, según la información periodística, le expresara a la Vice Presidenta Cristina Fernández la preocupación del gobierno de Joe Biden por la relación entre Argentina y China.  Tal posición expresada por una jerarca militar seguramente refiere a temas relacionados con la defensa y los intereses yanquis, tanto militares como económicos, en nuestro país y la región.  ¿Argentina debiere convertirse en una Colombia austral?. Se trata ni más ni menos que de soberanía.

Y finalmente algo que sucedió hace unas pocas semanas y que es la visita a Israel del Ministro del Interior Wado de Pedro, junto con gobernadores, ministros y funcionarios.

El ministro Eduar de Pedro durante su visita a Israel.

En la ocasión el ministro argentino resaltó los logros importantísimos de Israel en aumentar la superficie cultivable (¿la que le expropiaron y siguen expropiando al pueblo palestino?) y el avance en el tratamiento del agua (¿la que le niegan al pueblo palestino?).

En Argentina solemos decir que nuestro país es líder en la lucha por los derechos humanos. Esta visita de De Pedro a Israel a pocos días de la conmemoración de la Nakba lejos está de expresar la que debiera ser la posición de un gobierno que se dice defensor de los derechos humanos. A poca distancia de donde se llevaron a cabo las reuniones entre las y los integrantes de la delegación argentina y los funcionarios israelíes hay un pueblo que sufre un verdadero apartheid a manos del Estado de Israel.

Suele decirse que podríamos sufrir terribles consecuencias si no obedecemos a los poderosos del mundo. 

La respuesta debiera ser que necesitamos ser consecuentes y coherentes con nuestra historia solidarizándonos con los pueblos que luchan por su liberación. Cada vez que hubo en Argentina gobiernos complacientes y obedientes con las grandes potencias y en especial EEUU el pueblo argentino sufrió las peores consecuencias, con o sin dictaduras.

Hugo Antonio Blasco

Corriente Política de Izquierda

Compartí esta entrada!

Dejar una respuesta