Amanecer: Marxismo y liberación nacional. Por Instituto Tricontinental

Marxismo y liberación nacional: una invitación al diálogo

El Instituto Tricontinental de Investigación publica un nuevo dossier sobre la historia entrelazada del marxismo y las luchas de liberación nacional.

Nuestro último Dossier es una invitación al diálogo, una conversación sobre la tradición que entrelaza el marxismo y la liberación nacional, una tradición que surge de la Revolución de Octubre y que hunde sus raíces en los conflictos anticoloniales de los siglos XX y XXI. Se trata de una introducción a un amplio debate que incluye muchos movimientos revolucionarios diferentes, en su mayoría arraigados en los continentes de África, Asia y América Latina.
 
Una vez que las categorías del marxismo salieron de los límites de la región del Atlántico Norte, tuvieron que ser “ligeramente estiradas” y la narrativa del materialismo histórico tuvo que ser mejorada. Cada uno de los movimientos que retomaron el marxismo tuvo que traducirlo primero a su propio contexto y aplicarlo a su dilema singular. Este ha sido uno de los elementos más ricos de la tradición marxista, y uno que rara vez se tiene en cuenta.

Muchos de lxs que se hicieron marxistas en el mundo colonial nunca habían leído a Marx. Habían leído sobre Marx en varios panfletos baratos y habían encontrado a Lenin también de esa forma. Los libros eran demasiado caros y a menudo difíciles de conseguir. Personas como el cubano Carlos Baliño (1848-1926) y la sudafricana Josie Palmer (1903-1979) procedían de entornos humildes con poco acceso a las tradiciones intelectuales de las que surgió la crítica de Marx. Pero conocían su esencia. Leyeron lo que pudieron encontrar y extrajeron de allí lo que les ayudaría a desarrollar una teoría y una praxis adecuadas a su realidad social. En palabras de Mao Zedong: “Nuestros camaradas de la Escuela del Partido no deben considerar la teoría marxista como un dogma sin vida. Es necesario dominar la teoría marxista y aplicarla, dominarla con el único fin de aplicarla”. Este diálogo sigue siendo esencial hoy en día cuando aplicamos el marxismo a nuestros contextos actuales como herramienta de lucha necesaria para derrocar la degradación de la humanidad a manos de la clase propietaria del capital.

DESCARGAR

Dejar una respuesta