Cuarto Informe de Coyuntura.

FISYP

Está compuesto por tres capítulos.

1. El primero toma como uno de sus ejes principales, la crisis de la economía mundial, el recambio presidencial en EEUU y las expectativas puestas en él por parte de algunos sectores. Esas expectativas se vieron frustradas rápidamente – entre otras señales – con el mensaje de franco tono guerrerista que pronunciara el presidente Obama en ocasión de su aceptación del premio Nobel de la Paz, así como por el incumplimiento del cierre del campo de detención y tortura de Guantánamo o su papel en la reciente Cumbre del Cambio Climático de la ONU que acaba de finalizar en la ciudad de Copenhague. Asimismo, prestamos especial atención a la Cumbre del G-20, realizada en septiembre pasado en EEUU, cónclave en el que participan tres países de América Latina: Argentina, Brasil y México.
Sin lugar a dudas, un tema disruptivo en el clima del cambio político que vive en esta década la región latinoamericana y caribeña, lo constituye el golpe de Estado en Honduras.

2. En el segundo capítulo, dedicado a la coyuntura nacional, se centra el foco en la conflictividad local. El dato importante es la reinstalación de la crisis política, en el tránsito operado entre el confl icto de las retenciones agrarias en 2008 y la renovación electoral de medio tiempo en junio de 2009. También es importante señalar, la búsqueda de iniciativa política por parte del gobierno a los efectos de recuperar espacio político con pretensión de disputar consenso para la continuidad del proyecto de Néstor Kirchner y Cristina Fernández en la perspectiva de las elecciones presidenciales del 2011.
La alusión a la reinstalación de la crisis remite al período de los años 2001-2002 y la imagen de superación desde el 2003 en el marco del crecimiento de la economía argentina. La reaparición de la crisis política se produce en el marco de una importante desaceleración de la economía nacional. Las previsiones de evolución económica oscilan entre un tenue crecimiento, de medio punto según fuentes oficiales, a guarismos negativos del 1,5% al 3% según consultores y fuentes extranjeras (p.e. FMI, Revista The Economist).

3. En el tercer acápite abordamos el creciente aumento de la confl ictividad social y proponemos un abordaje sobre los que a nuestro entender son algunos de los desafíos del movimiento popular, pensando en perspectivas de acumulación de poder popular para enfrentar la crisis capitalista en un sentido alternativo y convergente con los procesos más radicalizados de la región. Se trata de pensar propuestas y modos de acción colectiva para superar la crisis capitalista en una perspectiva anticapitalista y por el socialismo.

Descargar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>