8 de marzo – Día Internacional de la Mujer

Ester Kandel

Ester Kandel*

Ante la ofensiva del gran capital, a través de sus voceros misóginos y racistas, las mujeres nos hacemos oír nuevamente en las calles, por varias reivindicaciones, desde poder decidir sobre nuestros propios cuerpos, garantizando la vida y a la vez exigiendo una vida digna a través de trabajos genuinos, educación y salud, sin violencia y sin discriminación laboral, para nosotras y el conjunto de la población.

En el año transcurrido se desplegó con fuerza y gran visibilidad, la disposición del movimiento de mujeres por el reclamo del aborto legal, seguro y gratuito y contra la violencia.

Las protestas contra el TARIFAZO y la REFORMA LABORAL están poblando las calles de ciudades de nuestro país. Protestas que apuntan contra una política económica que profundiza el legado reaccionario de los cambios instituidos en la década del noventa, nunca modificado en su esencia y que convalida un modelo productivo dependiente de la dominación de los capitales transnacionales y la subordinación a la lógica hegemónica del capitalismo mundial.

En este escenario estaremos conmemorando, el 8 de marzo.

Clara Zetkin

El nombre de la dirigente comunista resuena en nuestros oídos cuando hacemos referencia aquel 8 de marzo de 1908 , ocurrido en la fábrica Cotton Textile Factory de Nueva York, donde las obreras solicitaban jornada laboral de diez horas, descanso do-minical e igual salario por igual trabajo. La respuesta al reclamo fue el incendio en la fábrica y la muerte de las 129 obreras.

alt_text
Foto: Estados Unidos, Derechos laborales, Represión – Estado en quedó la fábrica Cot-ton Textile Factory de Nueva York en 1908, luego del incendio (realizado por la patronal)

En 1910 durante la Segunda Conferencia de Mujeres socialistas, llevada a cabo en Copenhague, Dinamarca, se aceptó la propuesta realizada por la dirigente alemana Clara Zetkin, para conmemorar ese día como Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Después de 119 años hemos logrado y hemos perdido, en una lucha permanente en la vida cotidiana y los temas que nos convoca este 8 de marzo los podemos sintetizar:

– Relación de la economía, el desarrollo social y cultural y la inserción laboral de las mujeres. – La doble opresión, clase y género. – La relación entre la producción y la reproducción. – El sentido de las tareas domésticas y el cuidado de los infantes. – La relación clase -género o la contradicción entre los sexos.

Exigiendo políticas efectivas a favor de:
• trabajo digno
• atención a la primera infancia (jardines maternales y/o infantiles)
• educación sexual para decidir
• anticoncepción para no abortar
• aborto legal, seguro y gratuito para no morir

Y en contra de:
• la flexibilización laboral
el acoso sexual en el trabajo
• la violencia familiar, laboral y obstétrica
• la violencia sexual
• la trata de mujeres y niñas

Enero de 2019

*Magister de la UBA en Ciencias Sociales del Trabajo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>