El caso Botnia

Desde la sesión en Viena en 2006, a esta en Lima, el proceso corporativo se ha agudizado. Y si bien en aquel momento (desde algunos movimientos y organizaciones que resisten) ya se estaba analizando este proceso en términos sistémicos, actualmente es necesario reconocer que no se ha avanzado lo suficiente en términos estratégicos, políticos e ideológicos; está mas bien instalada la confusión y la derrota ideológica de la clase.

Descargar

Dejar una respuesta