Una mirada sobre la juventud y la periferia en tiempos de coronashock. Dossier Nro 33 Tricontinental

En todo el mundo, especialmente desde los años 60, la juventud se ha convertido en un importante sujeto político. Junto con lxs trabajadorxs, las mujeres, las personas negras e indígenas, la juventud se vuelve protagonista tanto en luchas de liberación nacional, anticoloniales y antiimperialistas en Asia, África y América Latina, como en revueltas críticas al orden establecido por el Estado, por las prisiones y por los manicomios. En las décadas siguientes, estas movilizaciones se desplegaron en organizaciones y luchas por los derechos a la educación, la salud, la vivienda, al cuerpo, a amar y poder ser quienes quieran.

En Brasil, las décadas de 1970 y 1980 fueron transcendentales: además del fin de la dictadura militar en 1985 y de la promulgación de la nueva Constitución Federal en 1988, fue un período de protagonismo y consolidación de las organizaciones sociales de izquierda, como el Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Terra (MST), el Partido de los Trabajadores (PT), las Comisiones Eclesiales de Base (CEB) y la Central Única de Trabajadores (CUT). Esas décadas fueron un momento de ebullición social en el país, resultado de una política de industrialización desarrollada en las décadas anteriores que agudizó las contradicciones. Se formaba una nueva clase trabajadora, protagonista de las luchas sociales, que unía la exigencia por mejores condiciones de trabajo a la lucha contra el aumento de los precios de los alimentos y contra la carestía. Esa fue una característica notable de estos movimientos en el país: nuevos sujetos entrando en la lucha por derechos. Organizaciones de barrio, mujeres “amas de casa”, movimientos por la salud, reivindicando derechos junto a lxs trabajadorxs de las fábricas.

Ese cambio cualitativo en la lucha y la organización popular fue acompañado de un largo proceso de sistematización de experiencias, hecho por iniciativas conjuntas entre las propias organizaciones, que sentó las bases para transformar experiencias locales en trabajos nacionales e incorporar más vigor teórico al trabajo popular de la época. Fue sobre esa elaboración de la experiencia previa que la izquierda popular basó su trabajo en las décadas siguientes, entendiendo la necesidad de pensar la coyuntura y sistematizar reflexiones colectivas procurando adaptar el trabajo de base a los desafíos de cada período.

En este sentido, dando continuidad a ese legado de estudios y sistematizaciones junto a las organizaciones populares, la oficina de Brasil del Instituto Tricontinental de Investigación Social tiene como uno de sus desafíos de investigación entender cuál es, cómo vive, a qué aspira y cómo se ha comportado la juventud brasileña de las periferias y, en el período más reciente, como está la situación de esa juventud durante el coronashock. Este es un término que se refiere a la forma en que un virus golpeó al mundo con fuerza avasalladora, y a cómo el orden social en los Estados burgueses se desmoronó, mientras que el orden social en las partes socialistas del mundo parece más resiliente.

Para reflexionar sobre estas cuestiones, dividimos este dossier en tres partes. En la primera, ofrecemos un panorama general sobre lo que se entiende por juventud. En la segunda, desarrollamos un retrato de la juventud de las periferias del país, a partir de nuestra investigación de campo realizada en 2019. En la tercera parte, presentamos un cuadro de los desafíos de la juventud durante el coronashock.

LEER DOSSIER COMPLETO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>