Paul Levi: “Nuestro camino: en contra del putchismo”

Jacobin América Latina

TRADUCCIÓN: JUAN DELGADO

Hoy hace cien años, los comunistas alemanes intentaron desencadenar una revolución, pero su malogrado levantamiento terminó en un desastre. En este texto clásico, inédito en castellano hasta hace poco tiempo, Paul Levi cuestiona severamente el fracaso de la Acción de Marzo de 1921 y su impacto.

En diciembre de 1920, el Partido Comunista de Alemania (KPD) se fusiona con el ala izquierda de los Socialdemócratas Independientes (USPD) bajo la dirección de Paul Levi (1883-1930), al frente del partido desde el asesinato de Rosa Luxemburg y Karl Liebknecht. El partido unificado contaba con más de cuatrocientos mil afiliados. Sus miembros habían contribuido recientemente a derrotar un intento de golpe de Estado de la extrema derecha, el putsch de Kapp, y tenían una gran confianza en el futuro. Sin embargo, al cabo de unos meses, el KPD lanzó un malogrado levantamiento el 17 de marzo de 1921, que se conoció como la Acción de Marzo. La insurrección fue un completo fracaso; tras ella, el KPD perdió más de la mitad de sus miembros.

Esta acción motivó una severa reacción crítica de Paul Levi. Un documento histórico de referencia para los estudiosos de ese periodo, este texto se mantuvo hasta hace poco tiempo inédito en castellano. El folleto se inserta en el contexto de debate que habían generado la revolución rusa y la posibilidad de nuevos triunfos revolucionarios en los países centrales de Europa. La suposición del carácter inminente de la revolución podía conducir a acciones apresuradsas y minoritarias, putchistas. De hecho, las tendencias ultraizquierdistas emergieron con peso dentro los jóvenes Partidos Comunistas en esos primeros años. A partir del III congreso de la Internacional Comunista surgirá la consigna “¡A la masas!” y posteriormente la táctica del Frente Único, hasta cierto punto en reacción al desastre de la Acción de Marzo. Si bien la dirección de la IC sistematizó este enfoque,  en buena medida fue a instancias de la práctica pionera de Paul Levi al frente del KPD. En el contexto de esos debates, el presente texto contra la Acción de Marzo constituyó una pieza clave.

Lamentablemente, como dice Paul Frölich (1884-1953) en sus memorias, “Levi malinterpretó completamente la situación del partido en ese momento. En efecto, existía un cierto malestar entre los miembros por la táctica emprendida. Pero, salvo un pequeño grupo de funcionarios, los miembros apoyaron la acción y asumieron la derrota. Y entonces apareció Levi, que no había advertido ni aconsejado durante la acción, con un texto que no era una crítica a determinados camaradas del partido, sino un golpe hostil contra el partido.” Esta divergencia y la soledad de Levi conduciría a su expulsión del KPD. Probablemente, la estatura intelectual y política de Paul Levi todavía no ha sido reconocida en toda su amplitud. Junto a Radek, Gramsci y otros autores, Levi fue una pieza fundamental entre quienes intentaron pensar la especificidad de la revolución socialista en sociedades y Estados más desarrollados que los de Rusia de 1917.

Agradecemos a Sociedad futura por la traducción y el permiso para la publicación.

LEER ARTÍCULO

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>