Libro: Economía Política en la Transición

Enrique Elorza

DESCARGAR

Partiendo de la afirmación de la necesidad de tomar en cuenta que no se trata de la “economía”, reduccionismo propio de los ámbitos académicos dominantes, sino de la “economía política”, que necesita ir unida a la necesidad de estudiar y desarrollar la teoría de la planificación de las políticas económicas en las transiciones.

Para ello se vale no solamente de las experiencias vividas en su recorrido, sino que hace un repaso teórico y crítico desde Marx hasta los decisivos aportes realizados en los 60 por intelectuales marxistas latinoamericanos, en especial Bambirra, Marini y Cueva, académicamente olvidados.

El texto se enriquece con su participación en encuentros, entrevistas y reuniones de trabajo articuladas desde el Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural (Bolivia), la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba, la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Ecuador) y el Centro Internacional Miranda (Venezuela).

En el prólogo al libro, Julio C. Gambina valora que “El debate sobre el desarrollo y la reflexión teórica […] resulta esencial, para, en las nuevas condiciones del Siglo XXI, volver a discutir críticamente el modelo productivo y de desarrollo en la región y en el mundo. ¿Es posible superar la dependencia a que nos somete la transnacionalización y el imperialismo? ¿Sólo se puede pensar en términos de confrontar neoliberalismo con neo-desarrollismo? ¿Existe espacio para ir más allá del neo-keynesianismo? ¿Hay lugar para la crítica de la economía política en nuestro tiempo?”

DESCARGAR

Con un haber insuficiente y una obra social deficiente

Fabiana Arencibia

Red Eco Alternativo

Este miércoles la presidenta anunció el aumento en los haberes de jubilados y pensionados que se hará efectivo desde el 1º de setiembre próximo. Es de un 12,49% que, sumado al 18,26% de marzo pasado, totalizará un incremento del 33,03.

El aumento alcanzará a más de 6,3 millones de personas y a 1,5 millones de pensiones no contributivas (aquellas asignadas a quienes no tiene recursos suficientes, aun cuando no hayan aportado nunca).

El haber mensual mínimo – que cobran alrededor de 3.200.000 jubilados – será de 4.299 pesos, y el de pensiones no contributivas alcanzará a 3.009 pesos por mes.
La presidenta señaló durante su anuncio por cadena nacional que desde 2003 los haberes jubilatorios aumentaron 28 veces alcanzando su percepción al 97% de los jubilados.

Lo que no explicita es cuál es el poder adquisitivo que tiene el haber mínimo. Si se toma como referencia la canasta del adulto mayor elaborada por la Defensoría de la Tercera Edad que a mayo pasado era de 7.608 pesos, resulta que casi 5 millones de jubilados y pensionados no cubren sus necesidades básicas.

Recordamos que esa canasta incluye : Alimentos con una dieta de 2000 calorías diarias; Vivienda propia (o un alquiler compartido) y gastos por servicios de agua, gas, luz, teléfono, conexión cable, mantenimiento; Salud, tomando un valor promedio de medicamentos de uso frecuente sobre la base de consumo de 3 medicamentos diarios; Artículos de Tocador y Limpieza, Transporte (5 viajes semanales -ida y vuelta, un viaje en remis), Vestimenta, Recreación (cuota de un Centro de Jubilados, una salida por mes al cine y a una pizzería). No incluye internet, festejos, vacaciones, atención de mascotas, presentes-regalos, movilidad, gastos extras de salud, dietas especiales, etc.

Tampoco se hace referencia a que de ese universo de 97% de jubilados, la mitad cobra el haber mínimo por achatamiento de la pirámide, y que el millón y medio de pensiones no contributivas recibe aún menos, ya que cobra apenas el 70% de este haber mínimo.

En la nota sobre el anuncio del aumento que publicó ANSeS en su página, dice: “Desde la aplicación de la Ley de Movilidad, el haber jubilatorio tuvo una fuerte recomposición con relación al Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM), ya que ascendió del 62% al 77,7%”.

Algún lector desprevenido podría asociar la cercanía de ese casi 78%, al 82% móvil que reclaman desde siempre los jubilados nucleados en la Mesa Coordinadora. Pero lo que se pide no es el 82% sobre el SMVM sino sobre el salario de un trabajador en actividad para la misma categoría de tarea.

¿O acaso alguien puede pensar que un jubilado podría cubrir sus necesidades aunque cobrara hoy el 82% móvil del SMVM, o sea con 4583 pesos?

También la ANSeS informa en la misma nota de su página que este aumento significará “una inversión previsional adicional de 174.817 millones de pesos. Esto resulta de la diferencia entre la inversión realizada en 2014 ($376.276) y la de 2015 ($551.093). Estos recursos vuelven al circuito del consumo, producción e inversión en la economía del país”.

Según lo previsto en la Ley de Presupuesto 2015 los vencimientos de Capital de la Deuda Pública Nacional (53.600 y 10.200 millones de dólares respectivamente) se llevarán este año cerca de 590.000 millones de pesos. Por lo tanto lo asignado a pagar deuda es casi tres veces y medio más que lo asignado al aumento para los jubilados y pensionados.

¿Y el PAMI?

Esta semana, la Asociación Trabajadores del Estado dio a conocer su posición respecto a las resoluciones 559 y 560 del Director Ejecutivo de PAMI (interventor desde hace más de diez años). En el comunicado explican que “ambas normas disponen la disolución de múltiples estructuras, comprometiendo los niveles operativos en los que se realiza la atención directa de los afiliados, mientras no se tocan fastuosas estructuras supernumerarias en los niveles centralizados y entre los cargos jerárquicos del poder de turno”.

Los problemas en el PAMI no son recientes. En la nota publicada la semana pasada por Red Eco “La desinversión mata” (1) dábamos cuenta de la situación de la obra social de los Jubilados en la ciudad de Rosario. Los problemas, dicen los estatales, “afectan la fuente y las condiciones de trabajo de sus empleados y, principalmente, la de más de cuatro millones de jubilados y pensionados cubiertos a través de los servicios de la principal Obra Social de nuestro país”.

“Los trabajadores de PAMI son quienes reciben la bronca de los afiliados por la bajísima calidad de sus prestaciones y servicios, expresada a través de la imposibilidad de cumplir con cupos capitados de mil afiliados por parte de los médicos de cabecera del primer nivel de atención; las asimetrías más escandalosas registradas en la comparación con las prestaciones del interior del país; la renuncia a las funciones de auditoría por parte del Instituto de jubilados y pensionados; las penurias múltiples y cotidianas sufridas por los pacientes del PAMI en clínicas y hospitales contratados; la vejación que supone la realización de muchos trámites ante las oficinas del PAMI, empezando por la circunstancia inicial de una innecesaria afiliación en las actuales épocas que corren de digitalización y avanzadas tecnologías de la comunicación”, explica ATE, quien contrasta esta situación con el aumento exponencial de los haberes que las autoridades decidieron darse a sí mismas.

Los estatales denuncian además un desmonte progresivo y silencioso de las prestaciones sociales, arreglos y los sobreprecios en las contrataciones, la falta de idoneidad de los funcionarios ocupantes de los cargos, la sangría de los créditos brindados por el PAMI a otros destinos para enmendar los rojos de otras administraciones. Así lo confirma la Mesa Coordinadora Nacional de Jubilados y Pensionados cuando afirma que el PAMI ha sido y sigue siendo la caja de los gobiernos de turno ejercida a través de más de 20 intervenciones desde su fundación.

(1) La desinversión mata

Libro: Saber, comprender y sentir

FISYP

DESCARGAR

Autores:
Karina Ciolli
Erica Porris Castellani
Eduardo Shmidt
Victoria Silber
Cintia Wanschelbaum

Esta investigación fue posible gracias al apoyo de la RLS.

Uno de los programas de la FISyP es el de Formación, basado en la concepción de Educación Popular. Se trata de construir herramientas teóricas y prácticas para actuar en la construcción de la necesaria alternativa de los pueblos mediante la producción colectiva de conocimiento con el objetivo de avanzar hacia la autonomía en la toma de decisiones.

Según Mészáros la educación está interrelacionada dialécticamente con la totalidad de los procesos sociales. El problema de la enseñanza solamente puede ser entendido como un problema económico, político, social, cultural e ideológico (Mariátegui).

La educación consiste en un procedimiento para preparar la mentalidad y conducta de los seres humanos para avanzar hacia otro mundo, donde los seres humanos puedan constituirse en humanamente libres.

Se trata de aportar a la batalla ideológica para enfrentar la naturalización de los padeceres del pueblo por parte de los sectores dominantes.

Cambiar lo que deba ser cambiado, luchar con audacia, inteligencia y realismo por nuestros sueños; es decir, formación para la revolución.

Nos proponemos plantear una reflexión que permita conocer el funcionamiento del capitalismo como relación social de acumulación y dominación, en especial el de época, buscando lo propio y particular de cada espacio, en este caso el ámbito de los trabajadores de la FETERA.

DESCARGAR

Libro: Integración Regional en Nuestra América

FISYP

DESCARGAR

Autores:
José Francisco Puello-Socarrás
Lucas Castiglioni
Emiliano Fernández

El desarrollo de la aún vigente crisis capitalista global ha puesto de manifiesto las dificultades del capital en su proceso de reproducción y al mismo tiempo interpela a los pueblos del mundo en la construcción de proyectos alternativos.

En pos de garantizar el proceso de acumulación a escala mundial, los Estados capitalistas (centrales y periféricos), las empresas transnacionales y las instituciones financieras internacionales y regionales, definen y modifican su estrategia hacia los países de la región.

El avance de los procesos de integración regional en América Latina y el Caribe muestra cambios político- sociales en la región en el marco de la correlación de fuerzas continentales.

Lejos del enfoque institucionalista, los autores postulan emprender un análisis sobre las instituciones financieras y organismos monetarios que operan en las relaciones internacionales y, al mismo tiempo, identificar el rol que éstas cumplen en el capitalismo de época.

En el presente trabajo se pretende ahondar en el estudio de la problemática de la integración a partir del análisis de las instituciones financieras, en particular de los bancos multilaterales de desarrollo.

Continuando con la perspectiva de proyectos de (des)integración hegemónicos y contrahegemónicos desarrollada en la investigación del 2013, se plantea primero el estudio del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional luego del estallido de la crisis global; luego se avanza en una caracterización de la arquitectura financiera regional; en el tercer capítulo se emprende un estudio sobre el Banco Interamericano de Desarrollo y su incidencia en el diseño de las políticas públicas; en el cuarto se identifican los procesos alternativos suramericanos de integración siguiendo el programa de la Nueva Arquitectura Financiera Regional, haciendo especial hincapié en el caso del Banco del Sur.

Finalmente se exponen las reflexiones finales.

DESCARGAR

Libro: El País que queríamos

Alberto Acosta

DESCARGAR LIBRO

Nosotros, desde la Unidad Plurinacional de las Izquierdas, hicimos un esfuerzo serio y comprometido por construir con la sociedad y desde la sociedad un programa coherente y fundamentado desde la política y desde la ideología, con muchas propuestas concretas y viables con las que creemos se puede transformar radicalmente la sociedad ecuatoriana.

Por eso proponemos con este libro El País que queríamos un recuento de las propuestas realizadas desde la candidatura del binomio presidencial de Alberto Acosta y Marcia Caicedo, así como desde las candidaturas a asambleístas. Es un libro de construcción colectiva, como tiene que ser un proceso que propugna una democracia radical, que implica no solo la igualdad ante la ley o la igualdad de oportunidades, sino una redistribución de la riqueza y el ingreso.

Este libro es necesario luego de un resultado electoral que, aunque adverso para la izquierda, es parte de un proceso y un camino que continúa. La disputa ideológica y programática exige un esfuerzo continuado y permanente. Hay que volver a dar contenido a la agenda política y superar aquellas visiones de lo que necesitamos es hacer lo mismo que antes pero un poco mejor.

Los contenidos que presentamos a la sociedad los candidatos y las candidatas de la Unidad Plurinacional fueron elaborados en medio de intensos recorridos por el país, luego de largos procesos de análisis y de reatroalimentación junto a diversos grupos sociales. La mayoría de temas superó la coyuntura y se introdujeron en el complejo terreno de una estructura que hay que transformar de raíz, lo que nos condujo a un escenario de construcciones múltiples y definitivamente opuesto a la lógica populista.

El objetivo de este libro es establecer la pertinencia de muchos temas que nos parecen fundamentales, más allá de la calentura electoral: los derechos, las libertades, la democracia, las equidades, la igualdad, la justicia… en definitiva, contribuir a la construcción de un tejido social fuerte, que solo será posible con un ejercicio político diferente que promueva otra forma de hacer política para hacer realidad una sociedad cada vez más democrática.

Este libro se inscribe en esta línea de debate ideológico, que debe continuar permanentemente.

DESCARGAR LIBRO

La crisis no es griega, europea o china, es mundial

Julio Gambina

Hasta ahora, solo se escuchaba hablar del crecimiento económico en China, especialmente desde el inicio de la modernización de su modelo económico desde 1978. Las llamadas tasas chinas, del 10% anual o más, así lo verificaban.

En el último tiempo se habló de desaceleración, con tasas del 7%, muy superior a la evolución de cualquier economía nacional, de países desarrollados, emergentes o atrasados. El interrogante es si bajo las nuevas condiciones de crisis evidente esto seguirá así, e incluso afectará la tasa de crecimiento y con ello al sistema mundial en una nueva espiral recesiva.

Vale el interrogante entre nosotros, por ser China uno de los principales compradores de la Argentina y un nuevo proveedor de fondos por inversiones externas o préstamos negados por el sistema mundial. Es una situación bastante generalizada en la región latinoamericana y caribeña, por lo que la situación se incluye en la agenda de preocupaciones de los gobiernos y los pueblos en esta parte del mundo.

El éxito del modelo escondía que junto al crecimiento se consolidaban todas las formas de las relaciones capitalistas, entre ellas el trabajo asalariado estimulado por inversiones externas difundidas por las transnacionales de todo tipo, sustentadas en el aliento del Estado.

Las relaciones capitalistas, el dinero, el Estado y la deuda

Ello suponía una inserción de China en la economía mundial, como gran productor fabril y gestor de una fabulosa masa de dinero, usada principalmente para sostener el déficit estadounidense, convirtiendo a China en el principal acreedor del mayor Estado capitalista, de una deuda pública gigantesca, la más grande del mundo.

Con esas relaciones de producción, distribución, cambio y consumo se consolidó un tipo de desarrollo sustentado en la expansión del consumismo interno y la exportación, favoreciendo el despliegue de un sistema de crédito e inversión especulativa en mercados diversos, especialmente alentando la burbuja inmobiliaria y el crédito personal y empresarial local.

La intervención estatal tuvo ese propósito, la de estimular la expansión de las relaciones mercantiles y monetarias capitalistas.

Parecía que el gigante asiático, ascendiendo en el podio de la producción y la economía mundial quedaba afuera de la crisis mundial del capitalismo.

De hecho, China disputa la primacía de la producción mundial con EEUU y algunos se anticipaban a predecir el surgimiento de una nueva potencia hegemónica en el sistema mundial, replicando otras previas transiciones en la historia del orden capitalista.

Parece que no, que la burbuja especulativa tiene ahora su trayecto en China, con un Estado con capacidad de intervenir muy fuerte desde sus tenencias por 4 billones de dólares de reservas internacionales. Es lo que genera incertidumbre y expectativas de control de los desastrosos efectos de toda crisis, especialmente entre los sectores más vulnerables.

El Estado estadounidense tiene para actuar sobre la crisis el poder del monopolio de la emisión de dólares. China lo hace desde el poder de la tenencia de activos globales, especialmente estadounidenses y el intento de hacer circular su moneda por todo el mundo, por lo que generaliza acuerdos sustentados en intercambios en monedas locales. El objetivo es la mundialización del yuan, la moneda local de China.

Desde allí y el poder estatal sobre la propiedad de las principales empresas y la gestión de ámbitos de la regulación de la política económica puede intervenir para aletargar los efectos de la inevitable crisis.

Emisión como política anticrisis

Una crisis, que, reiteramos, es mundial y se hizo visible en 2007/2008 en Wall Street, el mercado inmobiliario, de valores y de toda la economía de EEUU, transferida al sistema mundial, con escalas y acontecimientos visibles en España, Europa, con Grecia en el centro de las noticias y la agenda actual.

En todos esos países el tema del endeudamiento es clave. Es un mecanismo utilizado para posponer el problema de la crisis e intentar superarla.

EEUU necesita prácticamente todos los años la autorización parlamentaria a los efectos de incrementar su deuda, que es del 100% de su PBI.

Al mismo tiempo, como esa deuda genera intereses que deben cancelarse, el problema fiscal se constituye en problema estructural y año a año, así como crece la deuda, se sostiene un déficit fiscal (mayores egresos que ingresos) que se explica con emisión sin límite, forzando la posibilidad que tiene cada Estado de imponer la circulación de su moneda.

En el caso de EEUU, el Estado obtuvo desde 1945 la prerrogativa de imponer al mundo la circulación y dominación del dólar, aun con la crisis de la convertibilidad de 1971.

Hoy amenaza con la suba de tasas que provoca la caída de las otras monedas y los precios de las materias primas de exportación, generando condiciones para imponer una salida a la crisis capitalista desde los intereses nacionales de la dominación transnacional global. Pretende atrapar a los capitales excedentes del sistema mundial en búsqueda de rentabilidad y seguridad.

Para el caso griego, el Estado está limitado por los compromisos impuestos por el euro-grupo, y el monopolio en la emisión del euro, que algunos quisieron violentar sin éxito, sugiriendo emitir euros virtuales sostenidos para la circulación en el interior de Grecia. Era parte de lo que se llama Plan B en la situación griega e incluso para otros países atrapados en la lógica del euro y la hegemonía ortodoxa de Alemania y su gobierno.

Algo así como los bonos provinciales de la crisis del 2001, las “cuasi monedas” que favorecían el intercambio entre los habitantes de la Argentina, más allá, claro, de quitas y restricciones de sectores privados a la circulación de esos títulos públicos. Fue el mismo argumento usado en los clubes del trueque, con el reconocimiento y validez que la propia sociedad otorgaba a esos medios de pagos, los que también fueron objeto de especulación y fraude. Fueron medios que desaparecieron con el tiempo, pero el Estado y la Sociedad puedo imponerlos, aun transitoriamente como medios de circulación y pago.

La soberanía de los Estados nacionales está puesta en discusión por la crisis actual y sus manifestaciones monetarias, que entre otros, se explica, según CEPAL, como volatilidades monetarias para América Latina, con respuestas coyunturales diferenciales entre los países, algunos devaluando sus monedas y otros posponiendo las medidas con políticas diferenciadas, pero todos desde una lógica de subordinación al dólar o a las monedas de aceptación en el mercado capitalista mundial.

Crisis, hegemonía y alternativa

Por eso es que sostenemos desde hace tiempo que la crisis no es de algunos países que se hacen visibles por ciertas dificultades, hoy Brasil, Grecia o China, sino que el problema está en el capitalismo en su conjunto y por eso, el principal problema que intoxica al sistema mundial son las relaciones sociales capitalistas y el ejercicio del poder mundial desde el principal Estado capitalista: EEUU, que ejerce con la fuerza del dólar, las armas y la simbología del poder cultural la hegemonía mundial.

El problema es que sus recetas impregnan las instituciones que formulan políticas con pretensión universal, la OMC, el FMI, el Banco Mundial, y con ellos se difunden las recetas liberalizadoras en las cumbres y todo protocolo de asistencia a países con problemas. Cuando no funcionan las recetas es siempre responsabilidad de mal aplicación de los poderes locales, nunca del sistema ideológico que promueve esas medidas.

Asumo la dificultad de romper la lógica de la receta del poder dominante para superar la crisis y restablecer la normalidad de la valorización y la acumulación. Ello supone superar el conjunto de valores culturales de la sociedad capitalista, de un modelo de producción sustentado en la explotación y el saqueo junto a una cultura de consumismo estimulado por las cuotas del irresponsable endeudamiento inducido por el sistema financiero y las políticas públicas del capitalismo contemporáneo.

Tenemos el desafío histórico de hacer realidad las propuestas emancipadoras que sucumbieron ante el proyecto de dominación. Como siempre decimos, parece una tarea gigantesca que se inicia desde el debate y la construcción de una práctica social por otro orden social y cultural de cooperación, solidaridad y pensando en la armonía del metabolismo social, lo que supone el respeto a la reproducción de la naturaleza, o sea, la inclusión de la reproducción de la humanidad, su hábitat la sociedad.

Buenos Aires, 30 de julio de 2015.