“El pensamiento de Marx no es teoría, es práctica construida desde los pueblos”

FISYP

“El pensamiento de Marx no es teoría, es práctica construida desde los pueblos”, fue una de las premisas centrales de este encuentro de saberes, que debatió sobre la obra – conocida y no tan conocida – de este intelectual y luchador.

El seminario estuvo coordinado por la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas (FISYP), en cooperación con el Instituto de Estudios y Formación de la CTA Autónoma, el Centro de Pensamiento Crítico Pedro Paz de la Facultad de Ciencias Económicas, Jurídicas y Sociales, FCEJS de la Universidad Nacional de San Luis; el Grupo de Trabajo de CLACSO sobre la Economía Mundial, la SEPLA y la Fundación Rosa Luxemburgo.

RESUMEN DEL SEMINARIO

¿Qué se puede esperar de la Cumbre del G20?

Julio Gambina

Recordemos que el G20 emergió como “Cumbre de Presidentes” en medio de la crisis mundial capitalista de 2007/08, montada sobre una estructura global gestada desde 1999 entre responsables de la política económica y financiera, la que estaba abocada entonces a tratar los problemas del endeudamiento endémico de algunos países.

Esa es la razón primigenia de la inclusión desde el origen de los países latinoamericanos: Argentina, Brasil y México. No integran el G20 por ser parte de los países más grandes por su producción o actividad económica, sino por ser grandes deudores, ayer y hoy.

De todos modos, el G20 como Cumbre Presidencial incluye la ampliación del consenso a la hegemonía disputada de EEUU en el G7 (EEUU, Inglaterra, Alemania, Francia, Italia, Japón y Canadá) a la que se suman los emergentes, especialmente China, que en rigor es la potencia que hoy concreta la disputa por la hegemonía del sistema mundial. No solo da cuenta de ello la capacidad productiva, de relaciones comerciales y financieras de China con el mundo, sino las alianzas que despliega.

Esta semana, China junto a la Unión Europea demandaron ante la OMC a EEUU por las restricciones arancelarias a la comercialización del acero. Además, hay que destacar la alianza de China con Rusia y más allá, con Irán y otras potencias con capacidad de intervención en el sistema mundial desde ciertas y relativas ventajas en la producción petrolera o en sus capacidades defensivas/ofensivas del punto de vista militar.

Como podemos observar, los problemas son diversos en el sistema mundial contemporáneo, expresados en la disputa por la hegemonía, en el ámbito económico, político, militar e incluso cultural. Lo que está en juego es quien dirige los destinos del mundo. Es un tema que afecta a toda la humanidad.

EEUU decretó la guerra comercial a China y el gigante asiático responde al nivel de la agresión y con iniciativa mundial por instalar su moneda en la disputa global. La mundialización del yuan actúa contra la hegemonía del dólar en el sistema monetario. El despliegue militar de China y sus aliados contienen las agresiones imperialistas en diversos territorios amenazados desde Washington, sean Siria, Venezuela o cualquier punto de interés estratégico para EEUU.

Con la cumbre bonaerense del G20 en pocos días, difícilmente pueda avanzarse en “resolver” estas contradicciones del sistema mundial, e incluso, está en dudas cualquier acuerdo global que suponga alguna declaración pública más allá de los parámetros del lenguaje profesional y anodino de la diplomacia internacional.

Igualmente, para el gobierno de la Argentina resulta atractivo codearse con el poder gubernamental del mundo para imaginar atracción de inversiones que sustenten el funcionamiento del capitalismo local. Es lo que vienen logrando con la asistencia financiera del FMI por 57.000 millones de dólares y la ampliación del crédito chino (swap) en unos 19.000 millones de dólares.
Sin asistencia financiera no puede sustentarse la estrategia macrista para el funcionamiento del capitalismo local, que favorece la fuga de capitales de la clase dominante.

Contra Cumbre de los NO y de los SI

Sin perjuicio de las tensiones en el poder mundial y la estrategia del gobierno Macri, destacará la diversa presencia crítica durante la semana de acción contra el G20 y el FMI entre el 25/11 y el 1/12; donde sobresalen las actividades de las diferentes redes de movimientos sociales, la Cumbre de los Pueblos con su cierre formato “festival” en las puertas del Congreso de la Argentina y la movilización popular del 30/12.

A contramano del secretismo oficioso en el G20, el movimiento popular coincide en las consignas críticas al G20 y al FMI por lo que representan sus estrategias para el conjunto de la sociedad popular, es decir, todo aquello que está más allá del 1%, o siendo generoso, del 20% de mayores ingresos, los que concentran lo principal en la apropiación del producto social del trabajo.

La articulación diversa en la movilización argentina o en otras ciudades del mundo expresan el NO a una agenda que solo favorece a las grandes empresas transnacionales y que se evidencia en las demandas de reformas previsionales y laborales. Lo central de la agenda de los monopolios y del poder mundial apunta a la quita de derechos de trabajadoras y trabajadores para favorecer y recuperar capacidad de producción de ganancias y su acumulación para la mayor dominación en el ámbito global.

El NO sigue constituyendo el centro de la articulación popular, aunque en el camino aparecen algunos SI que necesitan extenderse para transformare en programa generalizado del imaginario para una sociedad alternativa al orden capitalista.

Destaca en ese plano de los SI la lucha por la soberanía alimentaria, esencial en cualquier proyecto emancipador que se proponga un proyecto alternativo. El primer desafío de cualquier intento de liberación nacional y social debe resolver la condición de posibilidad para alimentar a la población. Solo desde allí puede sustentarse a largo plazo un proceso liberador.

En el mismo camino actúa la soberanía energética, ya que los hidrocarburos constituyen desde más de un siglo el principal insumo de la producción contemporánea. La dominación del petróleo, el gas, la energía es la base del conflicto territorial hegemónico que hoy despliegan las potencias dominantes del sistema mundial. Por eso es fundamental recuperar el sentido de la producción y el consumo energético para un proceso de independencia y liberación nacional y social.

La soberanía financiera constituye un tercer eslabón en la construcción de los SI de los pueblos. Superar la dependencia financiera y la lógica subordinada que supone la integración al sistema financiero mundial con los organismos internacionales a la cabeza del mismo. El FMI y el Banco Mundial son parte dirigente de una lógica financiera y especulativa internacional que sustenta la dominación monopolista y transnacional en nuestro tiempo.

Todo lo dicho supone al mismo tiempo la lucha por los derechos a la educación o la salud entre muchos, ya que la educación pública y gratuita puede sustentar el aliento a la formación técnico profesional para la independencia tecno científica para sustentar nuevos y alternativos modelos productivos y de desarrollo. Ni hablar de la salud pública gratuita que asegure el disfrute de la mayor expectativa de vida de la población contemporánea, a contramano de las tendencias privatizadoras subordinadas a la lógica de la ganancia.

Esto es lo que se debate en el G20 de Buenos Aires entre el 30/11 y el 1/12, con una agenda del poder atravesada por las tensiones en la disputa del poder mundial, lo que se conjuga con la dinámica popular en confrontación contra el poder, más allá de sus propias internas. La articulación popular, aun con proyectos políticos ideológicos y culturales diferenciados es la base para pasar de los NO compartidos a los SI en construcción y a profundizarlos como resultado de la experiencia de organización y lucha del movimiento popular.

Con el programa desplegado en los días previos a la Cumbre presidencial y en su desarrollo se juegan dos estrategias.

Una resulta del poder mundial, incierta y con variadas tensiones. La otra se juega en el campo de las organizaciones populares, confluyendo en los NO al G20 y al FMI, a la agenda de liberalización, a la dependencia, etc.

La cuestión de fondo en la agenda de los de abajo pasa por los SI señalados y lógicamente ensayando una mejor respuesta táctica y estratégica para el objetivo de transformación social más allá y en contra del capitalismo.

Buenos Aires, 24 de noviembre de 2018

Proletarios del mundo uníos – Marx 200 años

FISYP

Hoy a 200 años del nacimiento de Marx asistimos a una nueva ofensiva de la clase capitalista en escala planetaria, donde la propuesta dominante que se intenta implementar en gran parte de las economías mundiales son los proyectos regresivos de reformas laborales y previsionales, como de la supresión del derecho a huelga.

Asistimos a un tiempo de ofensiva contra los derechos laborales, sociales, sindicales, individuales y colectivos en el ámbito mundial y los trabajadores y las trabajadores estamos desafiados a hacer realidad la máxima del Manifiesto y recuperada por Marx en la creación de la Asociación Internacional de Trabajadores en 1864: Proletarios del Mundo, Uníos!

VIDEO

La globalización y sus alternativas: una entrevista con Samir Amin

Instituto Tricontinental de Investigación Social

Cuando se le preguntó acerca de la relevancia del marxismo en la actualidad, Amin respondió: «creo que el marxismo es más importante y relevante hoy que nunca. Ningún texto publicado a mediados del siglo XIX es tan relevante como el Manifiesto Comunista para el mundo actual. Describe muchas características del capitalismo de la época que son relevantes para las condiciones actuales. Necesitamos a Marx hoy. Por supuesto, no deberíamos simplemente repetir lo que Marx dijo en su tiempo, sino que deberíamos continuar su línea de pensamiento, esto es, dar respuestas marxistas a los desafíos actuales». La evaluación de Amin sobre la globalización y su idea de desconectarse de ella constituyen, tal como Lenin dijo del marxismo, «la esencia misma, el alma viviente del marxismo, un análisis concreto de una situación concreta». Esta entrevista es un resumen de toda una vida de reflexión sobre el tipo de preguntas que animan al Instituto Tricontinental de Investigación Social. Por eso nos complace rendir homenaje a nuestro amigo Samir Amin, publicando su entrevista con nuestro equipo como nuestro primer Cuaderno.

DESCARGAR

Libro: Las ideas y la fuerza

Nils Castro

PRÓLOGO

Cada vez que escuchaba a Fidel Castro me extasiaba y entusiasmaba. Una por la extensión de sus presentaciones con una lógica pedagógica envidiable, imposible de perderse, aun luego de varias horas de exposición. En la oratoria, aludía a lo que era “su” historia, o la interpretación de aspectos históricos que ayudaban a entender la historia que comentaba o interpretaba. Lo que había era una recuperación de la historia para el debate estratégico del presente. Fidel, el personaje, era en sí mismo un libro abierto de estrategia, de estrategia para la revolución. Su sentido vital era la revolución contra el capitalismo, la construcción del desconocido y nunca construido socialismo.

Todo esto pensaba cuando leía el maravilloso texto de Nils Castro. Una obra que se involucra en la interpretación de Fidel y su obra, la experiencia de la revolución cubana: política, económica y culturalmente.

Es un libro ágil el de Nils, que se lee de corrido y que tiene una y varias cuestiones centrales para detenerse y pensar desde nuestro tiempo la epopeya de la revolución en curso. Una historia desde hace casi 60 años en Cuba, o incluso más, con las referencias a Martí y la tradición revolucionaria en la Isla de la libertad.

Leer textos y reflexiones de Fidel, hilados históricamente y con relación a los problemas actuales de Nuestramérica resulta esencial.

Escribo estos comentarios al día siguiente del triunfo electoral de la ultra derecha en Brasil.

Por eso me interrogo sobre los caminos de la transformación social y muy especialmente del proceso cubano y sus dificultades, más hoy que la dirección está en manos de una nueva generación, ya no la histórica del Moncada o la Sierra Maestra.

Mientras transito la lectura de “Las ideas y la fuerza” me regocijo con la actualidad del pensamiento estratégico, clásico, de Fidel, en los inicios del fenómeno “revolución cubana”, tanto como en los finales del pensamiento del líder
revolucionario por excelencia.

No puedo dejar de pensar en el presente cuando Nils recupera el análisis de Fidel sobre la historia de Cuba y de Nuestramérica; como los procesos globales que atañen a la transformación teórica y política del orden capitalista.

Remito a las consideraciones sobre la URSS y el socialismo en el este de Europa y el papel de la experiencia cubana, de sus errores, aciertos y desafíos, muy especialmente en el ámbito de la economía.

El texto que presentamos a la lectura resulta novedoso, no tanto por la reconstrucción de lecturas de Fidel que se encuentran en variados textos, sino por la virtud de incluirlos en un volumen que recoge los temas esenciales del debate contemporáneo. Un debate para transformar revolucionariamente la realidad.

Se trata de un documento que cuestiona al capitalismo de nuestra época, recogiendo la tradición de los clásicos, especialmente a Marx, pero no para repetirlo, sino para cuestionar e indagar sobre el socialismo a desarrollar desde la experiencia de los pueblos. Todo con señalamientos y opiniones de Fidel.

Con la lectura de este libro podrán disfrutar aquellos que por primera vez se acercan a Cuba y su revolución; a su historia y a los personajes de esa maravillosa experiencia, a las virtudes y errores o insatisfacciones reveladas por uno de los grandes protagonistas del fenómeno revolucionario regional y mundial.

Pero resulta válido también para los conocedores, aquellos que imaginan que ya transitaron por los caminos del balance de la revolución socialista.

Los noveles lectores, o los avezados conocedores de la literatura revolucionaria serán sorprendidos con la agudeza de Nils Castro para recoger de fuentes diversas partes de las reflexiones de Fidel.

Un gran logro del presente texto es recuperar en el presente reflexiones de otro tiempo que potencian el análisis del presente complejo.

Es complejo porque transitamos un tiempo de crisis capitalista mundial que desafía al pensamiento revolucionario a la crítica profunda del orden vigente para trazar nuevos rumbos de transformación revolucionaria.

Fidel en sus discursos y escritos desnuda su pensamiento en cada momento y se puede encontrar allí una lógica de pensar crítico estratégico que posibilita pistas para recuperar el debate por la revolución en nuestros días.

Otra gran virtud del libro de Nils es la forma de escritura, con citas de Fidel y un ordenamiento de episodios y momentos de una rica experiencia en la lucha contra el capitalismo y por andar los caminos de la construcción del socialismo.

Estamos frente a un texto que ayuda a pensar, de fácil lectura y que desafía al pensamiento ante las dificultades históricas del presente y la ofensiva de las derechas y la dominación capitalista.

Julio C. Gambina

DESCARGAR

Recesión, ajuste y represión preventiva

Julio Gambina

El presupuesto 2019 a punto de ser aprobado por el Senado anuncia una caída de la actividad económica del -0,5%, cuando en carta al FMI, desde el Ministerio de Economía se reconoce que la baja puede ser del -2%, en consonancia con los pronósticos del FMI y la CEPAL.

Si hay duda sobre la recesión en curso, el INDEC destaca una baja de la industria manufacturera para septiembre del 2018 del -11,5%, la mayor por más de una década, y de la construcción del -4,2%.

Estamos en recesión, sin duda, y si recordamos la última ocurrida entre 1998 y 2002, la salida fue con la recuperación de la industria y la construcción, ahora en baja.

Más allá de las ganancias empresarias, esos sectores, industria y construcción, difunden empleo e ingreso de sectores que hoy sufren la inflación, el desempleo y la pérdida de ingresos.

El cuadro es alarmante para el conjunto de la población de bajos ingresos, agravado con recesión e inflación, por lo que desde el gobierno se destaca la evolución de la macroeconomía.

¿Macro economía controlada?

Señalan que el dólar está bajando y lo mismo ocurre con las tasas de interés.

El dólar baja del máximo a 42 pesos por dólar a 36,50 en las últimas semanas, omitiendo que antes de la corrida y la propia política cambiaria y monetaria, el dólar cotizaba a 20 pesos. Lo concreto es que la divisa corrigió su cotización desde los 20 a los 36,50, bajo responsabilidad absoluta de la política oficial.

Por su parte, las tasas llegaron a 73% y están bajando a 67%, todo un logro si es que no recordamos que al momento de la crisis estaban a 40%. Entonces, lo real es que las tasas pasaron de 40% a 67% gracias a la política oficial.

Lo destacable es que hacen política para disputar consenso con la baja actual, coyuntural, luego del máximo provocado con anterioridad. Enfatizamos en el tema porque el accionar ideológico del gobierno tiene su éxito en la contención de la conflictividad social, especialmente de sectores de ingresos medios.

Nos mostraron el máximo de las variables, el dólar o las tasas, y ahora se regocijan con la reducción, que resultan mayores al techo anterior (20 pesos el dólar o 40% la tasa de interés), consolidando ganancia especulativa, sea por el nivel de cotización de la divisa estadounidense, o por la tasa de interés en Leliq u otros activos del BCRA o del Tesoro, incluso plazos fijos en el sistema financiero.

Toda una maniobra que les permite señalar que estamos por el “buen camino”, controlando la situación que es grave y alimentando una explosión de la burbuja especulativa en el futuro, especialmente por la deuda impagable que se está asumiendo.

¿Hay dudas? Más deuda pública

No solo son 56.300 millones de dólares que se adeudarán al FMI cuando termine de desembolsar el préstamo, el grueso del cual se acreditará antes del fin del mandato de Macri.

Ahora hay que sumar 8.700 millones de dólares, resultante de una operación swap, adicionada a los 11.000 millones negociados en tiempos de Cristina Fernández de Kirchner con China, y ratificado por Macri.

Son fondos que se suman a las reservas y acrecientan la hipoteca del país, la que debemos pagar vía fondos públicos consignados en el presupuesto. Ojo, el déficit primario cero, supone primero pagar los intereses y luego, con lo que queda satisfacer derechos contemplados en el presupuesto.

Primero se pagan intereses de la deuda y luego, si alcanza, se resuelve el empleo, la educación, la salud, la seguridad, etc. Es el ajuste que confirma el presupuesto acordado por oficialismo y oposición cómplice.

Argentina funciona gracias a la deuda pública. El capitalismo local es solo posible gracias al endeudamiento público, cuyo costo lo soporta el conjunto de la sociedad vía privilegio de orientación de los recursos fiscales al pago de intereses crecientes de la deuda pública.

Nada está controlado y el gobierno tiene iniciativa para llegar a fin de mandato y si puede repetir.

La oposición sistémica juega al desgaste e intenta quedarse con el gobierno en el 2019.

El problema es la construcción de alternativa, algo que parce alejado y fuera de jeugo electoral.

Zanahoria y palos

En ese marco crece la conflictividad y la protesta social, con discursos críticos del orden y rumbo establecido, especialmente ante la pronta sanción del presupuesto del ajuste 2019 y la cumbre presidencial del G20 el próximo 30/11 y 1/12.

Para frenar el conflicto social, el gobierno acuerda con la cúpula de la CGT un bono que puede ser de 5.000 pesos, en dos cuotas, una en noviembre y otra en enero, en la convicción que diciembre se abona el medio aguinaldo.

Con el ofrecimiento del bono, de dudoso pago por todo el empresariado, la cúpula de la CGT levantó un paro anunciado para noviembre.

La CTA Autónoma sostiene la medida con movilización para el próximo 14/11, en la seguridad de que allí se intentará transformar en Ley el Presupuesto 2019, con las graves consecuencias que su texto supone para la mayoría de menores ingresos de la sociedad.

El gobierno abre el paraguas ante las críticas y denuncia a organizaciones que alientan críticas a la agenda de la cumbre del G20. Una agenda que sostiene el ajuste y la regresiva reestructuración de la sociedad capitalista contemporánea, confirmando como estrategia las reformas laborales y previsionales en beneficio de los capitales y su rentabilidad.

Anticipan con la denuncia a esas organizaciones que ejercen el derecho de opinión y crítica, para justificar acciones represivas que justifiquen la enorme inversión de seguridad ofrecida a la Cumbre presidencial.

Una cumbre convocada para analizar y promover un programa reaccionario a favor de las ganancias y la acumulación y en contra de los intereses de la mayoría empobrecida de la sociedad.

El ajuste pasa con una táctica de distracción, que más allá del espectáculo futbolístico se asienta en la represión del conflicto presente e incluso anticipadamente para crear clima social favorable a la lógica de las ganancias y el orden capitalista.

Buenos Aires, 10 de noviembre de 2018