Suscribite al boletín de la FISYP, agregando aquí tu dirección e-mail.

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

Opinan los economistas sobre la reapertura del canje-Página 12

Fecha de publicación: 26 septiembre, 2008

Es evidente que este gobierno está haciendo todo lo que le pidió el poder económico mundial. La premisa principal era arreglar todo lo que estaba en cesación de pagos, primero fue con el Club de París y ahora con los holdouts. Lo que me parece positivo es que se consulte al Congreso, algo que no se hizo al momento de renegociar la deuda con el FMI. El tema del endeudamiento externo es el gran condicionante de la política exterior del país y la Argentina está buscando reinsertarse en el mundo financiero. Lo que ocurre es que con la actual crisis bancaria internacional este gesto sólo significa hacer “buena letra” en el corto plazo, cumpliendo con actores financieros internacionales. Da la sensación de que el anuncio fue bien receptado, pero dada la coyuntura y con un marco global poco claro, los operadores internacionales aún no creen que valga la pena invertir en Argentina, ya que la hipótesis es seguridad, no rentabilidad y la magnitud del país en el sistema financiero mundial es pequeña. Hay que esperar a que se enfríe la crisis para ver cómo impacta la medida en las inversiones.

“Iniciativa positiva”- Roberto Frenkel (Cedes)

El anuncio de Cristina Fernández de Kirchner de reabrir la negociación con los holdouts es una iniciativa positiva, que ayuda a normalizar el sistema financiero argentino. No obstante, esto por sí solo no debe generar falsas expectativas respecto de bajar la prima de Riesgo País. El año pasado, mucho antes de este último anuncio y la intención de renegociar con el Club de París, el índice de Riesgo País argentino era menor que el de Brasil. El motivo principal por el cual comenzó a aumentar es la manipulación de cifras por parte del Indec. Hasta tanto no se regularicen los números oficiales, la situación financiera argentina va a seguir siendo vista de forma negativa en el ámbito internacional. De todas formas la voluntad presidencial hacia la renegociación es siempre un paso adelante.

“Una decisión perfecta”- José Siaba Serrate, analista de mercados

La decisión del Gobierno está perfecta. Está muy bien que se atienda a regularizar totalmente la deuda externa y, si bien el mejor momento era hace bastante tiempo cuando se hubiese visto un cambio más profundo, es mejor tarde que nunca. Un país que quiere demostrar su fortaleza debe tener sus pagos al día. Por el fuerte vendaval de la crisis internacional, a corto plazo no se pueden esperar beneficios concretos, como el descenso drástico del riesgo país. Lo importante es poder ir renovando la deuda que se va venciendo sin necesidad de recurrir a préstamos con tasas altas como el que se tomó de Venezuela hace poco tiempo, a un 15 por ciento anual. De haberse tomado estas medidas antes, seguramente el país hubiese tenido acceso a los mercados internacionales y evitado tan fuerte gasto. Lo importante ahora es hacer las cosas bien, no apurarse y atender a los tres temas pendientes: la deuda del Club de París, los holdouts y la deuda indexada en pesos, hoy en situación irregular por la medición del Indec. Igual, el mercado va a exigir ver capacidad de pago.

“Lo que pide el poder” – Julio Gambina (FISyP)

Es evidente que este gobierno está haciendo todo lo que le pidió el poder económico mundial. La premisa principal era arreglar todo lo que estaba en cesación de pagos, primero fue con el Club de París y ahora con los holdouts. Lo que me parece positivo es que se consulte al Congreso, algo que no se hizo al momento de renegociar la deuda con el FMI. El tema del endeudamiento externo es el gran condicionante de la política exterior del país y la Argentina está buscando reinsertarse en el mundo financiero. Lo que ocurre es que con la actual crisis bancaria internacional este gesto sólo significa hacer “buena letra” en el corto plazo, cumpliendo con actores financieros internacionales. Da la sensación de que el anuncio fue bien receptado, pero dada la coyuntura y con un marco global poco claro, los operadores internacionales aún no creen que valga la pena invertir en Argentina, ya que la hipótesis es seguridad, no rentabilidad y la magnitud del país en el sistema financiero mundial es pequeña. Hay que esperar a que se enfríe la crisis para ver cómo impacta la medida en las inversiones.

“En un buen momento” – Héctor Walter Valle (director de FIDE)

Creo que el anuncio de la Presidenta se da en un muy buen momento. Actualmente el sistema financiero mundial está descarrilado, en el piso de la crisis y con derrumbe de títulos: es, sin duda, un momento de debilidad para los acreedores. Es fundamental que el arreglo se realice a través de un canje con organismos financieros, sin afectar las reservas ni involucrar un pago al contado, lo cual favorece ampliamente a la situación del país, normalizando totalmente la deuda externa y devolviendo definitivamente la confianza a los inversores. Se está yendo por el camino correcto y lo importante ahora es diferenciar al enemigo: no es lo mismo un ahorrista italiano que un fondo buitre.

© 2000-2008 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Última modificación: 14 de febrero de 2012 a las 22:32
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.