Suscribite al boletín de la FISYP, agregando aquí tu dirección e-mail.

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

Homenaje a Roberto Mandrik

Fecha de publicación: 5 noviembre, 2012

El pasado viernes 2 de noviembre, el marco del Seminario Regional del ESNA (Encuentro Sindical Nuestra América) Capítulo Argentino, se realizó un homenaje a Agustín Tosco y a Roberto Mandrik, en las instalaciones de ATE.
Las siguientes son las palabras que en homenaje a Mandrik, expresara José Lualdi, Delegado Bancario, militante de la CTA Bahía Blanca-Dorrego.

HOMENAJE A ROBERTO MANDRIK y RECONOCIMIENTO A JUAN FUENTES

Durante todo el día estuve pensando si era correcto o no decir que en ocasión de despedir los restos de Roberto Mandrik no pude hablar, ya que la interna de su partido que es el mismo que el mío, me lo impidió. Hoy tengo una gran emoción.

Después de 20 años puedo participar de un homenaje a Roberto, y nada menos que en este contexto.

Qué representaba el sindicato que Mandrik conducía?. Solo para tener una dimensión de la extensión territorial, un sindicato que va desde Cinco Saltos a Rio Colorado, casi 450 km de extensión y entre 15000 y 17000 obreros organizados. Fue el aporte más importante a la CTA en términos de sindicato de trabajadores ligados a la producción.

Cuando se pensó en homenajear en el marco del Encuentro Sindical Nuestra América capítulo argentino, al compañero Roberto Mandrik, sin dudas también estamos reconociendo a quien falleció junto a él en el todavía confuso accidente, me refiero al compañero Juan Fuentes, por entonces Presidente de la obra social de los trabajadores de la fruta.

La muerte encontró a los compañeros volviendo con la alegría de dejar instalada en la ciudad de Zapala la C.T.A. , o mejor expresado el C.T.A., porque en aquel momento nos llamábamos Congreso de los Trabajadores Argentinos.

Sin lugar a dudas el pensamiento y la acción política – sindical de Roberto estuvieron influenciados por las ideas, la práctica y el ejemplo de Agustín Tosco y toda la corriente clasista de los 60/70, la CGT de los Argentinos, el programa de Huerta Grande y el modelo de sus viejos camaradas del Partido Comunista, al que adhirió desde joven hasta sus muerte.

Esta corriente de pensamiento clasista tenía en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén a sus propios hombres y mujeres. Y Roberto caminando seguramente con el entrañable Antonio Alac, referente histórico de las luchas heroicas de los trabajadores de la construcción en la huelga del Chocón, y con la dirigente sindical docente Sara Mansilla entre otros, fue aprendiendo, opinando, construyendo y fundamentalmente POLEMIZANDO con los propios y con otros, porque esta era una de las características del “pelado”( como le decían alguno de sus amigos) . Nos deberíamos preguntar si es posible que un revolucionario NO POLEMICE, DEFINITIVAMENTE NO y Roberto fue un revolucionario.

Con estas características y con este bagaje de conocimientos que fue adquiriendo, construyó una corriente sindical con sus compañeros y compañeras de la fruta, no solo para confrontar con las patronales, no solo para resistir los embates contra la clase , sino planteando un sindicalismo de liberación, con las herramientas de la época, porque tenía claro que es necesario trascender la lucha sindical y aportar a la construcción de una herramienta política , que construya alternativa que la clase y el conjunto del pueblo necesitan, MANDRIK NUNCA DUDÓ DE ESTO.

Claro que en este intento por homenajearlo, deberíamos hacer un esfuerzo que seguramente resultará parcial pero de honestidad intelectual. Me refiero a analizar el marco local, regional y nacional donde Mandrik se desarrolla como dirigente obrero, desde su afiliación al Partido Comunista, la creación de la Agrupación Celeste y Blanca , el triunfo en las elecciones del gremio de la fruta, su decisiva participación en los Congresos Patagónicos, su adhesión sin dobleces al pronunciamiento del encuentro sindical conocido como el grito de Burzaco en diciembre de 1991 y su participación en la creación y desarrollo de la C.T.A., local, provincial y nacional.

Decía que podemos pecar de ser parciales, pero ubicaremos el período de mediados de los 80 hasta la fundación de la Central. Período en el que no solo acontecen grandes movilizaciones, huelgas, paros generales, sino que aparece la necesidad de discutir cómo se construye una organización de nuevo tipo, proceso muy complejo y que no será lineal, PERO ENORMENENTE RICO EN EXPRESIONES DIVERSAS.

A la salida de la dictadura comenzó la titánica labor de reconstruir las tareas sindicales y políticas.

A partir de la claudicación de Alfonsín en la pelea por terminar con el unicato y cuando este transa con “los gordos”, los mismos con los que hoy acuerda Cristina Fernández, porque menos Lorenzo Miguel el resto son los mismos, se intensifica en el seno del movimiento obrero un debate, ya no solo por la necesaria renovación sindical para desplazar a la vieja burocracia sindical entreguista sino, que la pelea central de la etapa fue por encontrar caminos, armas que permitan a la clase luchar con éxito, tener pluralidad, democracia sindical, que en el modelo pre-CTA, eran solo sueños . Las luchas obreras, chocaban contra la santísima trinidad, patrones, estado y burocracia sindical, que juntas garantizaban las máximas ganancias para los capitalistas en desmedro de los trabajadores.

Es en este contexto que se funda en agosto de 1986 el SUTEBA , conformado por corrientes político-sindicales de origen en la izquierda peronista y en la izquierda marxista, que se reflejan en las luchas históricas de la clase y enfrentan a un sindicalismo vacilante que ponía por delante la llamada “vocación” antes que la condición de trabajadores de los docentes. Se abrían paso en la búsqueda de una herramienta democrática para luchar por sus reivindicaciones, pero también para luchar por una educación pública y gratuita para las masas de la Provincia de Buenos Aires.

Otro dato de la época es el intento aunque no llegó a concretarse más allá de alguna coordinación, es el debate por crear el sindicato de las grandes obras, en momentos que se construía Yaciretá, Alicurá y la Termo eléctrica en Bahía Blanca. Debemos recordar que las comisiones internas, los cuerpos de delegados, no solo peleaban por mejores condiciones de trabajo, comedores y gamelas adecuadas, salarios acordes, sino que tenían una denuncia que con matices les era común: las empresas que construían estas obras todas ligadas a la energía , le robaban al estado Argentino y al pueblo, sobre-facturando y demorando la terminación de las obras, para cobrar multas al gobierno. TODAS ESTAS OBRAS FUERON MONUMENTOS A LA CORRUPCION. Claro que para que esto pudiera ocurrir, las empresas necesitaban de un destacamento de traidores de la clase y ese fue el papel de la UOCRA.

Solo para citar una, tomo el caso de la empresa Ormas. En los inicios de la construcción de la termo eléctrica en Bahía Blanca era una empresa de segunda línea entre las empresas constructoras y luego de la monumental estafa que significó esta obra, hoy no solo es socia en el transporte de subte en la Argentina, sino también en la República del Brasil. El enriquecimiento a costillas del pueblo era lo que denunciaban Martillo Miranda, José Caballero o el viejo Fernández y cuando el conflicto se perdió, las empresas, los jueces del poder y la UOCRA, castigaron semejante osadía y los compañeros no pudieron trabajar nunca más en el gremio de la construcción en la Argentina.

Esta denuncia se multiplicó en todas la grandes obras , pero lamentablemente , la propuesta impulsada por el legendario Jorge Canelles no prosperó, y hoy viéndolo a la distancia , la ausencia de una central de nuevo tipo puede ser vista como uno de los elementos principales de este fracasado intento.

Es el periodo histórico donde los trabajadores recuperan el Sindicato de Mercedes, con una dirección combativa, encabezada por el compañero Graciano.

Es el tiempo de la CGT de Saúl Ubaldini, que protagonizó grandes huelgas y movilizaciones, y aunque las condiciones de correlación de fuerzas a su interior no alcanzaron para discutir una Central de nuevo tipo, nadie puede negar su importancia en ese período.

Es el momento ya en junio de 1990 en Villa María, cuando transcurre el encuentro de militantes peronistas baja la consigna PERONISMO O LIBERALISMO, liderado por Germán Abdala, es un encuentro muy importante en el camino de la construcción de la Central.

Otros encuentros a lo largo de la geografía del país ocurrían en Matanza- Morón, liderados entre otros por el mosaista Grana y en el Noroeste del país a mucha distancia de este, se desarrollaba el encuentro sindical del Noroeste, entre trabajadores de Chaco y Corrientes, liderados por el municipal Sampayo.
También era el tiempo de unidad de acción entre los maestros riojanos y ATE en las recordadas marchas de Chilecito.

PERO QUE OCURRIA EN LA PATAGONIA Y EN SU PROVINCIA POR ESTOS TIEMPOS.

Es el tiempo que los trabajadores viales de Río Negro encabezados por su secretario general el “tulo” Legaz, ante la intransigencia y la amenaza de avanzar contra las conquistas históricas de los trabajadores viales por parte del gobernador Mazachessi, instalan cientos de carpas en la plaza central de la ciudad capital y cercan durante meses la residencia del gobernador.

Los viales son una parte fundamental en la recordada CGT “Atlántica”, una circunstancia concreta y palpable de la época por hacer realidad el discurso de la democracia sindical en la diversidad. Es esta fuerza con el apoyo incondicional del obispo Hessayne, quien contuvo y le dio encarnadura al III encuentro sindical patagónico en la ciudad de Viedma, que aprueba con fuerza la realización del IV congreso, que en principio se realizaría en Caleta Olivia.

La realización del IV sufre demoras por las presiones ejercidas por el poder político a los sindicatos que deberían ser anfitriones. Se realiza una reunión de urgencia para salvar el congreso en la Universidad de Trelew y la participación de Mandrik es decisiva. Ya se había convertido en el secretario de la fruta, y les dice a los gremios de Rio Gallegos que si se “animan “ a realizar el congreso en Gallegos, él compromete su sindicato y los amigos para ir a los confines de la Patagonia, los compañeros asumen el desafío y se concreta para los días 17, 18 y 19 de Agosto de 1989.

A este congreso no solo fueron los referentes de otros congresos alternativos, estuvo presente Alberto Pichinini dirigente histórico de la UOM de Villa Constitución y Carolina Lister, en ese momento referente combativa del gremio de la Sanidad en Capital Federal, sino que viajaron miles de km más de 700 dirigentes desde Bahía Blanca a Tierra del Fuego.

El congreso fue muy intenso y con expresiones diversas como lo reflejan los documentos de la época. Solo para citar cómo el congreso manifestaba necesidad y la búsqueda de acuerdos al interior del movimiento obrero, en su párrafo IV con *las firmas del Municipal de Plottier Lafit, el vial Legaz, los lucifuercitas Barrientos de Santa Cruz y Acosta de La Pampa, el judicial Rompani y por supuesto ROBERTO MANDRIK * decía “ agilizar el contacto con otras expresiones sindicales para enfrentar la política de marginación que hoy se impulsa desde el gobierno Nacional , con la complicidad de los gobiernos Provinciales sobre nuestro pueblo

CUAL ERA EL ESTADO DE SITUACION DE LA CLASE EN SU ALTO VALLE.

Mandrik actuó en el Alto Valle del querido Jaime De Nevares, de la dignidad de los pueblos originarios, de la irrupción de “los jóvenes “de ATE, Julio Fuentes y Leopoldo González, del empecinado intento de organizar los rurales por fuera de la burocracia de FATRE, del “roto” Sambueza, de la prepotencia militante de Liliana Creado, del toberbellino militante que representa en la época el “peti” Izquierdo, de la sabiduría de Fernández Novoa. Es este el contexto en que se dá el triunfo de Mandrik y la Celeste y Blanca en la fruta, no es un rayo en un cielo estrellado, es un momento más en la acumulación de la clase en las luchas provinciales y nacionales. Creo que es correcto ubicar a Mandrik en este contexto como parte indivisible de un rico proceso, y como Tosco, Abdala, FuenteAlba o Mariano Ferreyra solo por citar algunos de la galería de interminables luchadores imprescindibles de todos la épocas, debemos decir sin dudas y con orgullo, que hoy son mas grandes porque sus banderas y su ejemplo han sido tomadas por miles de luchadores en el movimiento obrero… SON GRANDES PORQUE SU EJEMPLO LOS TRASCENDIO.

Compañeros para ir terminando, este compañero que contribuyó al triunfo de los trabajadores de la fruta, a la creación y al desarrollo de los congresos patagónicos, a la fundación de la CTA provincial y nacional, se inscribe en la creación colectiva de la clase.

Por esta apretada síntesis que menciono, podemos decir en este homenaje que existieron muchos hombres y mujeres, muchos y diferentes momentos y acciones, y a todos debemos rescatarlos y conocerlos para reconocerlos, en el camino de la construcción de nuestra Central.

Como toda creación colectiva todos y cada uno de los intentos forman la historia viva de nuestra Central.

Estoy convencido que junto al reconocimiento por la recuperación para los trabajadores del sindicato de la fruta por parte de Roberto y sus compañeros y compañeras, debemos decir que sin la recuperación de distintos sindicatos, ATE, SUTEBA, NAVALES, JUDICIALES, la base material de la CTA no existiría, y esa es parte de la historia que también debemos en algún momento homenajear.

Termino recordando el trágico día de la muerte de Roberto y Juan, cuando las fuerzas de seguridad llamaron a los familiares, en el intento por reconocer los cadáveres que estaban calcinados y le preguntaron a Graciela, su compañera de toda la vida, no dudó y avanzó hacia uno de los cuerpos señalándolo con toda seguridad. Ante la pregunta de cómo podía en esas circunstancias estar tan segura, respondió : tiene puesto el único par de zapatos que tenia.

Así, sencillo, militante consecuente, padre de familia ejemplar, los vecinos lo recuerdan jugando con sus hijos los domingos en la plaza y a su vez capaz de enfrentar con firmeza a las patronales negreras de la fruta, haciendo honra de aquello que nos decía el CHE, endurecerse sin perder jamás la ternura.

Compañeros /as, el verdadero homenaje a Roberto será si somos capaces de calzarnos sus zapatos y desde Viedma a Gallegos por la costa, desde las bardas de su Cinco Saltos hasta el turbio por la cordillera, para marchar a la querida Tierra del Fuego, a construir ese sindicalismo de liberación y junto a otros construir la alternativa política, capaz de hacer realidad el sueño de los 30000, por una sociedad que merezca ser vivida y que nosotros llamamos SOCIALISMO.

Hasta la victoria siempre Compañero Roberto!!!!!!
Muchas gracias

Lualdi José, Delegado Bancario, militante de la CTA Bahía Blanca-Dorrego
Buenos Aires 2 y 3 de noviembre, seminario del ENCUENTRO SINDICAL NUESTRA AMERICA Capitulo Argentino.

Última modificación: 5 de noviembre de 2012 a las 13:45
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.