Suscribite al boletín de la FISYP, agregando aquí tu dirección e-mail.

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

Venezuela: Encuentro de Comunicadores Alternativos y Comunitarios

Comunicación para la libertad

Fecha de publicación: 15 enero, 2014

El Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e Información (MINCI) organizó en los días 12 y 13 de diciembre del 2013 un Encuentro Nacional de Medios Alternativos y Comunitarios (MAC), en las antiguas instalaciones de la UTAL en San Antonio de los Altos, hoy totalmente remozadas y modernizadas, convertidas en el Centro Nacional de Formación Simón Rodríguez, dependiente del Ministerio de las Comunas.

Barómetro Internacional

Con el objetivo de recibir propuestas de los comunicadores populares para la elaboración de su plan de trabajo a partir del 2014, el Ministerio presentó tres grandes temas para ser debatidos, analizados y que pudieran generar proposiciones.

Estos tres temas fueron: a) Inserción del Poder Popular en los MAC. b) Proyectos socioproductivos. c) Uso responsable del Espectro Radioeléctrico.

El evento fue inaugurado oficialmente con la intervención de la Ministra Delcy Rodríguez, quien en un conciso discurso (http://youtu.be/ecYeyU2vb3Y) planteó las motivaciones del Ministerio para la realización del evento y algunos de sus criterios respecto a la Comunicación Alternativa y Comunitaria, enlazados a su propia experiencia de vida.

Trescientos MAC fueron invitados al evento, aunque el número final se vio algo reducido por problemas de logística que por la temporada de fin de año afectan a todo el país (sobre todo la escasez de pasajes tanto por aire como por tierra).

Diez mesas de trabajo discutieron durante dos días los temas y cada una de ellas elaboró un documento base para llegar a tres documentos finales (uno por tema) que resumieran las reflexiones y propuestas de los comunicadores al Ministerio.

Si bien las discusiones en las mesas fueron constructivas y productivas, no todo fue agua de rosas. La diversidad de historias, criterios y experiencias de los comunicadores comprometidos produjo en algunos casos, encendidas y hasta algo alarmantes situaciones de enfrentamiento. Sin embargo ellas no llegaron a enturbiar los resultados del trabajo realizado, y aún con las dificultades habituales del caso (como por ejemplo el corto tiempo resultante para las conclusiones del tercer tema), fue igualmente posible lograr la redacción de los tres documentos finales que fueron presentados en el evento de cierre la tarde del día 13 por voceros designados por los representantes de las mesas.

Para quienes participamos allí activamente, la experiencia dejó saldos interesantes. Como ejemplo diremos que en la elaboración del documento final del primer tema (del cual fuimos parte como uno de los diez voceros de las mesas) se dio una situación que no es habitual. En los eventos de este tipo, cuando se deciden documentos finales, generalmente se encomienda la redacción de ellos a una comisión pequeña (no mayor de tres personas) ya que la experiencia indica la inmensa dificultad que genera elaborar una redacción colectiva. Luego este documento final se presenta a los participantes para que aprueben la redacción final (y algunas veces ni siquiera eso, sino que se les hace públicos directamente como conclusión del evento en cuestión). Sin embargo en nuestro caso, luego de una intensa discusión, y con la colaboración prestada por la participación de integrantes de la División de Medios Alternativos y Comunitarios del Ministerio en el debate, fue posible llegar a una metodología que permitió la elaboración del documento, en forma colectiva. Un ejemplo más de cómo, tal como lo decía el Che, lo extraordinario puede volverse cotidiano en revolución.

Análisis y conclusiones

Si realizamos un balance del evento, no queda otra alternativa que calificarlo de muy exitoso, todo un logro y un avance en la consolidación de la comunicación alternativa y comunitaria como herramienta para la transformación de nuestra sociedad y como arma fundamental en la lucha contra la hegemonía mediática de los medios corporativos.

Y esta no es una conclusión gratuita ni apresurada, varios factores nos llevan a ella:

1. En primer término la vivificante experiencia de la cual todos participamos, a partir de nuestro mutuo conocimiento y reconocimiento, entre los comunicadores alternativos y comunitarios de todo el país. El encuentro e intercambio realizado más allá de las discusiones en las mesas, al compartir dos días completos en colectivo, la solidaria reciprocidad de experiencias, dificultades, logros y saberes de cada uno, generó un proceso fermental de interacción que nos acercó a la meta de la construcción de una “comunidad comunicacional” que trabajando en conjunto, multiplique las capacidades individuales. Se acortaron distancias en el camino de generar una red que abarque todo el país y que sea capaz de trabajar sobre objetivos comunes, retroalimentándose con el trabajo de sus integrantes.

2. La propia iniciativa de la realización del evento con el objetivo de recibir propuestas de los comunicadores por parte del Ministerio, representa un excelente ejercicio de democracia participativa, cuando como en este caso las instituciones del Estado promueven la intervención de los implicados en las políticas públicas a elaborar, para generar su planificación futura.

3. La coincidencia de la mayoría de los comunicadores en la exposición y propuestas sobre problemas comunes, que muestra su sensibilidad colectiva como grupo social, y la preocupación de coordinar con las instituciones del Estado para enfrentarlos. Un ejemplo a mencionar es que la mayoría de las mesas reconocieron la necesidad de establecer (entre el MINCI y los comunicadores) mecanismos de formación para desarrollar y mejorar el trabajo de todos. Unas propuestas que comienzan en el establecimiento de eventos formativos orientados hacia el objetivo final de crear una institución educativa que sistematice y aplique en todo el país estos esfuerzos.

4. La disposición a que este evento no quede solamente en declaraciones discursivas, sino en dar continuidad al trabajo realizado y así crear caminos concretos para llevar adelante estas propuestas. Al respecto ya estamos trabajando los voceros delegados de las mesas con el MINCI para organizar un segundo evento que desarrolle la concreción de las propuestas. El plan es realizarlo a corto plazo (sobre la propuesta de las fechas 17, 18 y 19 de enero de 2014).

5. Finalmente la constatación – que aún con versiones diferentes que reflejan la diversidad entre los comunicadores – existe una conciencia común de la responsabilidad de su trabajo, y de los problemas y dificultades a los cuales se enfrentan, lo que representa un primer paso para el logro de unificar esfuerzos.

De esta manera, el balance del encuentro es positivo, y más positivo será si logramos concretar la continuidad a este proceso que se inició con la reunión de los comunicadores en un ámbito de intercambios a nivel humano y profesional.

Continuamos entonces en la pelea para enfrentar la hegemonía comunicacional y convertirnos en un arma del Poder Popular para enfrentar esta Guerra de IV Generación en la que estamos inmersos en este principio del Siglo XXI. Está cada día más cerca el objetivo de convertirnos en los generadores de nuestros propios contenidos comunicacionales (vernos con nuestros propios ojos), para consolidar una comunicación popular para la libertad y de ese modo seguir siendo un factor de los cambios revolucionarios que nuestra época nos está exigiendo.

miguelguaglianone@gmail.com
Publicación Barómetro 13-01-14

Los contenidos de los análisis publicados por Barómetro Internacional, son responsabilidad de los autores

Agradecemos la publicación de estos artículos citando esta fuente y solicitamos favor remitir a nuestro correo el Link de la pagina donde esta publicado.
Gracias. barometrointernacional@gmail.com

Última modificación: 15 de enero de 2014 a las 12:31
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.